Ciertos elementos juegan un papel clave en el funcionamiento de una placa madre. Estos incluyen elementos como la pila de CMOS, el reloj, el chipset, el soporte del procesador, el BIOS y el Ventirad. El Ventirad es un elemento que permite la disipación de calor durante el funcionamiento de la placa base. Este elemento, que actúa como disipador y ventilador, es esencial para evitar la fusión de los circuitos de la placa, porque durante el funcionamiento de una placa se genera calor. En cuanto a la BIOS, abreviatura de Sistema Básico de Entrada/Salida, actúa como una interfaz entre la placa madre y el sistema operativo de la computadora. Almacenado en memoria de sólo lectura o de sólo lectura, la BIOS proporciona información sobre la configuración del hardware del sistema. Además, la conservación de algunos y cierta información, como la fecha y la hora del sistema, es proporcionada por la placa madre a través del CMOS, de modo que siempre se puede tener tiempo después de reconectar el ordenador, por ejemplo, tras un fallo de alimentación. En cuanto al reloj en tiempo real, permite a la placa madre sincronizar las señales de la computadora. El otro aspecto del funcionamiento de la placa madre es la coordinación de los intercambios entre los diferentes elementos de la máquina. Este papel de la placa madre se lleva a cabo a través del conjunto de chips que es un circuito electrónico. Finalmente, la ejecución de las instrucciones del programa en la placa es realizada por el procesador. La velocidad de estas instrucciones del programa depende de la frecuencia del procesador. Por ejemplo, un procesador con una frecuencia de unos 800 MHz realizará más de 800 millones de operaciones en un segundo.