La superficie de carrera debe depender, entre otras cosas, del tamaño del usuario y del tipo de carrera que se quiera hacer. Un principio importante que hay que tener en cuenta es que cuanto más rápida sea la velocidad de movimiento durante una carrera, más potencia tendrá. caminando o corriendo Cuanto mayor sea la amplitud de sus movimientos, mayor será la amplitud de sus movimientos. Sobre la base de este principio, para un usuario que desee caminar de forma sencilla o rápida sin sentirse acalambrado, se recomienda optar por una colchoneta con una superficie de 100 centímetros por 40 centímetros o 120 centímetros por 40 centímetros. Sin embargo, si quiere correr, debe considerar un área más grande, idealmente al menos 130 centímetros por 45 centímetros. Además, si quiere medir con precisión la comodidad que le ofrecerá su dispositivo, puede pedir que lo pruebe antes de comprarlo.