La previsión meteorológica siempre ha sido de gran importancia para la humanidad, especialmente en la agricultura. Por eso la gente trató de predecir el clima con reglas que vinieron de la experiencia y la observación. Así, por ejemplo, ya no hay necesidad de temer a las heladas en primavera después de los santos del hielo (11 – 15 de mayo). Algunas de estas reglas fueron transmitido oralmente a través de dichos, La rana meteorológica es, de hecho, una rana muy ordinaria llamada rana verde de árbol, que por supuesto no es capaz de predecir el tiempo. Sin embargo, los animales a menudo suben a la cima de las plantas con buen tiempo para atrapar insectos (los insectos vuelan más alto con buen tiempo). Por eso las ranas solían guardarse en frascos para predecir el tiempo basándose en su posición en la escalera.